Follow by Email

viernes, 24 de enero de 2014

SE AHOGÓ TURISTA COLOMBO-AMERICANO EN EL RODADERO

Como Zavier Valerio Ardila Silva, de 52 años de edad, fue identificado el turista que ayer murió por inmersión cuando tomaba un baño de mar en El Rodadero.
Las primeras informaciones conocidas por las autoridades que investigan el caso, indican que la víctima salió con varias amistades para la playa y se sentaron en unas sillas frente al CAI de la Policía ubicado en el Camellón de El Rodadero.
Según trascendió, a las 5:30 de la tarde, Ardila Silva decidió ingresar al mar, mientras que sus acompañantes se quedaron en la orilla. Transcurridos varios minutos, notaron que no había vuelto a emerger, por lo que decidieron buscarlo entre las demás personas que se encontraban en el mar.
La angustiosa búsqueda sólo culminó pasados varios minutos, hasta que otros bañistas lo sacaron el mar y le prestaron los primeros auxilios. En vista de que no reaccionaba, decidieron trasladarlo hasta la Clínica El Prado de El Rodadero.
En dicho centro asistencial le practicaron varios procedimientos pero no pudieron reanimarlo, produciéndose su deceso dos horas después, pese al esfuerzo del personal médico por salvarle la vida.
La diligencia de inspección técnica al cadáver de Zavier Ardila Silva correspondió a la Unidad Criminalística del CTI en la clínica donde falleció y luego trasladó el cuerpo hasta la morgue de Medicina Legal, donde hoy se le practicará la necropsia.
ESTABA DE PASEO
En el sitio de los hechos se conoció que la víctima era oriunda de Bogotá, pero residía desde hace varios años en los Estados Unidos, donde se dedicaba a la compra y venta de vehículos.
Ardila Silva tenía pocos días de estar en Santa Marta para visitar a unos amigos que están radicados en esta ciudad.

Hoy se espera el arribo de sus familiares para que reclamen los restos del turista y lo trasladen hasta su lugar de origen. Entre tanto las autoridades investigan qué factores incidieron para que Zavier Ardila se ahogara mientras disfrutaba del mar en El Rodadero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario